Sensaciones en la primera entrada en pista de pádel dspués del confinamiento

Lunes 25-05-2020, primer día que tenemos opción de entrar en una pista para dar una clase individual. Lo hicimos a las 09:30 en las instalaciones del Club de Golf de Candeleda.

El objetivo de la clase era volver a tomar contacto con la pista , la pala, las pelotas… El inicio fue un poco extraño: Repasando los protocolos de seguridad y sin la posibilidad de contacto físico después de más de 10 semanas sin vernos. Esto último es lo que más duele. En cuanto al pádel: La pala ya no era una prolongación de tu mano, la sensación al golpear la bola era que pesaba, pese al calor, el sonido de la pala era sordo y extraño, la pala parecía compuesta por dos maderas rígidas con algo muy blando entre ellas…el control y el toque distaban mucho de ser lo que eran. Poco a poco las sensaciones fueron volviendo y empezamos a acariciar más la bola. Todavía nos quedan algunas sesiones para poder volver a esa comunión total dentro de la cancha. Muy estimulante la vuelta y muy dolorosa la falta de contacto físico.

¡¡¡Por fin!!!

Le pedí a mi acompañante en este primer rencuentro con nuestro deporte que transmitiera un poco lo que había sentido para compartirlo con todos. Estas son sus palabras:

Sensaciones muy raras..por un lado, unas ganas locas de volver a la pista y por otro, desesperación porque parecía que empezaba de cero.
Respecto al protocolo, hoy lo que mas he echado en falta , ha sido un abrazo gigantesco ( que ya vendrá)!!! Hay que acostumbrarse a hacer cosas que antes no hacíamos y no hacer cosas que antes salían casi sin pensar. Supongo que en un par de días, ya saldrá automáticamente y no habrá que estar pensando en cada pasito..
Respecto a las sensaciones con la pala..😂😂😂😂
No se si a todos les pasará igual que a mi. Parecía que no había cogido nunca una pala. Pesaba un montón y tenía la sensación de que no iba a pasar ninguna bola por encima de la red. Hasta el sonido de la bola resulta raro después de tanto tiempo. Poco a poco ha ido mejorando la cosa, pero aún queda mucho por recuperar.. pasado mañana repetimos.

La verdad es que son coincidentes aunque mucho mejor expresadas por ella.

Un día doloroso y alegre a la vez.